No. Es prácticamente imposible distinguir un diente natural de un diente soportado por un implante dental, probablemente conozca a personas a su alrededor que son portadores de implantes dentales y usted no lo haya notado.

Los implantes dentales no tiene una fecha de caducidad al igual que no lo tiene sus dientes naturales. Siguiendo los cuidados adecuados que le indiquemos el implante le puede durar toda la vida.

La mejor solución para la mayoría de los casos son, sin duda, los implantes dentales.

Después de un procedimiento quirúrgico es natural sentir alguna leve molestia que se puede aliviar con analgésicos comunes. Recuerde siempre seguir nuestras indicaciones.

Si lo que siente va más allá de lo común, como: un dolor muy fuerte, falta de sensibilidad o una sensación de que los implantes “bailan” o que están “sueltos” debe de acudir inmediatamente con su especialista pues esto no es normal y puede significar un procedimiento fallido.

  • Ofrecen un aspecto y una funcionalidad muy similar a los dientes naturales, gran comodidad, seguridad y confianza.
  • Mantienen la anatomía facial ya que la ausencia de otros dientes suele conllevar una pérdida progresiva de hueso del maxilar o mandíbula. Los implantes dentales ayudan a frenar esa pérdida y facilitan el mantenimiento de su anatomía facial.
  • Mantienen sus dientes sanos: los implantes dentales permiten reponer una pieza dental sin tener que tallar los dientes vecinos como ocurre con las fundas y puentes tradicionales.

La duración del proceso va a depender de muchos factores, la salud general de paciente, la salud bucodental, la densidad ósea, el protocolo quirúrgico, etc. Son muchos los factores que van a influir en la duración del tratamiento. En algunas situaciones se podrá realizar en un día y en otras se tardara varios meses. Lo más importante es que el implante se integre al hueso correctamente (osteointegración).

La práctica totalidad de los implantes que hay en el mercado están fabricados con Titanio comercialmente puro (Ti cp), en el caso de nuestros implantes están fabricados con Titanio Grado IV pues es el titanio que mejor relación tiene entre la resistencia a las fuerzas masticatorias y flexibilidad.

No. Es una cirugía que se suele realizar con anestesia local y en ocasiones con sedación o anestesia general. Cuando los efectos de la anestesia van desapareciendo puede ser que usted perciba algún tipo de leve molestia, inflamación o hematoma, que puede ser aliviada con medicamentos comunes y se podrá incorporar a su vida normal el mismo día de la intervención o a los pocos días.

Si que existe una edad mínima para poder ponerse unos implantes dentales, hasta que no haya terminado la fase crecimiento no se pueden poner, sin embargo no hay una edad máxima, dependerá de su estado de salud, calidad y cantidad ósea, medicamentos que esté tomando, etc., esto lo tendrá que decidir su especialista si usted puede llevar implantes dentales.

No. Los implantes dentales no son detectados con estos sistemas.

Siempre dependerá del número de implantes que le tengan que poner, la complejidad de la intervención y los procedimientos quirúrgicos auxiliares que se tengan que realizar.

No tiene que ser un tratamiento caro, pero sí que puede ser costoso debido al instrumental y materiales que se han de emplear, además de que se requieren muchos conocimientos y experiencia para colocar un implante dental y asegurar el optimo resultado.

Es un procedimiento que vale la pena y que en la mayoría de los casos eleva la calidad de vida, haciendo que la persona se sienta cómoda y natural.

Los implantes se pueden colocar en el mismo acto quirúrgico de una extracción de un diente o tras un traumatismo o después de un tiempo sin tener el diente, incluso años. Esto siempre dependerá de su estado de salud y será una decisión de su especialista.

Si está embarazada puede ser recomendable esperar hasta después del parto, aunque dependerá del tiempo que vaya a durar su intervención para la colocación de los implantes y de su mes de gestación. En cualquier caso, será el especialista el que tome la decisión.

Para la rehabilitación protésica hay una amplísima variedad de colores para elegir el que más se adapte a sus necesidades. Una vez colocados los implantes, su dentista buscara el color más parecido a sus dientes de tal forma que sea imposible distinguir entre el diente real y su “nuevo diente”.

Cuando nos faltan uno o varios dientes nos pueden hacer un “puente” que consiste en tallarnos los dientes sanos y ponernos una funda que abarque los dientes sanos y el diente o dientes que nos falta. De esta forma logramos que la estética mejore pero no la funcionalidad real y no evitamos la reabsorción ósea pues nos siguen faltado los dientes. Hasta la aparición de los implantes dentales, esta era la mejor solución.

El titanio es un metal biocompatible, bioinerte, estable, con capacidad de integrarse en el hueso (osteointegración) y muy buena tolerancia por parte de los tejidos blandos.

Durante el proceso posterior a la colocación de los implantes, usted debe de evitar situaciones que comprometan el tratamiento como lo son: infecciones o fumar. Una correcta higiene y una cuidada salud periodontal evitaran la aparición de infecciones.

Los fumadores tienen un mayor riesgo de alterar el proceso de osteointegración pues el tabaco es un vasoconstrictor que va disminuir el aporte sanguíneo por lo que altera el proceso normal de osteintegración y aumentará la posibilidad de que el implante fracase.

Realizar excesiva fuerza sobre el implante recién colocado que puede ocasionar que se mueva y esto rompería con el proceso de osteointegración, por esta razón, deberá estar muy atento a la dieta que le indica su especialista.

Una vez que el tratamiento ha terminado, deberá tener los mismos cuidados en cuanto a higiene que con sus dientes naturales.

En cualquier caso, nosotros le aconsejaremos sobre los cuidados que debe tener.

Debe de preguntar cualquier duda que tenga respecto al procedimiento preoperatorio, quirúrgico, postoperatorio y cuidados posteriores, también debe de comentar cualquier antecedente que pueda afectar al proceso, como: una adicción, una enfermedad crónica, alergias, etc. Por supuesto también cualquier duda con respecto al presupuesto del procedimiento, si existe algún tipo de financiación, etc.

Son raíces artificiales de titanio que sustituyen a las raíces naturales de los dientes. Sobre los implantes se colocarán los nuevos dientes que proporcionan los mejores resultados funcionales, estéticos y duraderos.